Top

En Japón podréis comer baratísimo o lo más caro y lujoso que podáis permitiros, pero en ambos casos la comida será excelente. Un dato curioso de los restaurantes japoneses es que la mayoría están especializados en un tipo de comida, a veces incluso en un único plato, esto hace que lo perfeccionen hasta el extremo. Nosotros somos unos enamorados de la rica gastronomía nipona.

Tened en cuenta que en muchos locales la carta sólo está en japonés, pero suelen ilustrarla con imágenes de los platos, así que no os preocupéis.

En algunos restaurantes encontraréis unas máquinas para realizar el pedido y el pago. Normalmente están en japonés y puede ser algo complicado, aunque suelen tener imágenes igual que las cartas. Si necesitáis ayuda, algún trabajador acudirá encantado. Al hacer el pago, la máquina os dará un ticket que debéis entregar al camarero.

Aunque se tiene una idea preconcebida de que Japón no es un país barato, la comida en líneas generales no es tan cara. Lo que sí sube la cuenta son las bebidas. Si vais con presupuesto ajustado, tranquilos, en la mayoría de sitios os pondrán agua o té gratis al sentaros.

Sorprendentemente, aunque está prohibido fumar por la calle, aún hay bares y restaurantes donde sí que está permitido (suele haber zonas habilitadas para no fumadores, pero el humo está en todo el restaurante).

NO se debe dejar propina, aunque queramos hacerlo, ellos no entenderán el gesto y nos lo traerán de vuelta.

Hay restaurantes más occidentalizados y también las típicas franquicias de comida rápida americana, pero la mejor experiencia y la más auténtica la tendréis en las izakayas, las tabernas tradicionales japonesas. Suelen ser locales pequeños con una barra y pocas mesas donde ofrecen menús con platos variados, siempre acompañados de un buen sake. No os las debéis perder.

En esta entrada os hablamos de los platos típicos de Japón y los restaurantes recomendados para probarlos, según nuestra experiencia durante el viaje de 10 días en Japón.

No os perdáis nuestra guía con toda la información útil que tenéis que saber antes de ir a Japón.

Bol de sopa Ramen en Kyoto Ramen Koji

Ingredientes básicos

arroz

Es el ingrediente principal de la comida japonesa, no sólo para el sushi. Hasta que se popularizaron los fideos, el arroz era la fuente más importante de hidratos de carbono en Japón, y todavía lo sigue siendo.

fideos

Desde que se pusieron de moda las sopas ramen, los fideos le han ganado terreno al arroz, sobretodo los udon y los soba, que son más fáciles de hacer en casa.

Tubérculos

Son muy populares en la cocina japonesa, que en general emplea muchas hortalizas. Los tubérculos tienen la capacidad de absorber muy bien los sabores, por lo que macerados en una salsa o cocinados en un buen caldo, son perfectas cápsulas de sabor. Además son saciantes, fáciles de cultivar, resistentes a las bajas temperaturas y se pueden conservar mucho tiempo frescos en las condiciones adecuadas o pueden encurtirse.

tofu

Este requesón de leche de soja, ya sea firme o sedoso, forma parte importante de la cocina nipona, de hecho es uno de los ingredientes principales del desayuno japonés tradicional o de la famosa sopa miso.

Pescado

El pescado no es la principal proteína consumida por los japoneses, pero en un país compuesto por más de seis mil islas, es una buenísima fuente de alimentos. Lo que más nos impresiona de este ingrediente en la comida nipona es el respeto con el que se trabaja, no hay otra nación que cuide más la forma con la que se pesca, se sacrifica y se corta un pescado antes de comerlo, ya sea crudo en el sushi o en alguno de sus guisos. Sin duda hay que comer pescado en Japón.

Setas

En Japón las setas están presentes en casi cualquier elaboración, como si de otra verdura básica se tratase. Hay cientos de variedades, desde las shiitake, que pueden encontrarse en cualquier mercado, frescas o deshidratadas, hasta las matsutake, que pueden valer miles de yenes. Son una fuente importantísima de sabor, ricas en umami, y se comen desde crudas  o a la plancha con un poco de sal, hasta dentro de cualquier estofado.

Cítricos

La variedad de cítricos que se pude encontrar en un mercado japonés es increíble, pero lo es más que esa misma variedad pueda encontrase en casi cualquier depachika, los supermercados en los sótanos de los grandes almacenes. En Europa el precio de un yuzu puede ser casi cien veces más que en Japón, pero cualquiera de sus variedades son buenísimas y pueden usarse tanto para comer solas como tentempié, como para aderezar cualquier plato, ya sea una sopa o un sashimi.

Miso

El miso es una pasta a base de soja cocida a la que se le añade un hongo llamado koji. En algunas zonas lleva, además, arroz o trigo. El koji se encarga de fermentar la pasta, que adquirirá diferente color y sabor dependiendo del tiempo que esté fermentando. Es el saborizante principal de la sopa miso, pero se añade a multitud de salsas y adobos que se usan para cualquier pescado, carne o verdura. Las berenjenas al miso son de los platos más deliciosos que se pueden encontrar en el país.

Sake

El sake es un fermentado de arroz, parecido al proceso de la cerveza. Primero el arroz se mezcla con koji para conseguir azúcares que las levaduras se encargarán de convertir en alcohol. No tiene mucha graduación, entre 14 y 16º, igual que un buen vino. Es una bebida perfecta tanto para una noche de izakaya probando decenas de platos locales, como para usarla en la cocina, aportando notas umami, saladas, ácidas y dulces.

Tsukemono

El gran aprecio que los japoneses le tienen a los tubérculos se demuestra en lo bien que se comportan encurtiéndolos. Los tsukemono son todos los productos que en Japón se encurten y comen a diario, uno de los ingredientes básicos del desayuno típico nipón. Son capaces de encurtir casi cualquier producto fresco obteniendo unos encurtidos suaves y deliciosos o potentes y muy salados, que dan un toque increíble a sus platos

Mirin

Es una variedad de sake dulce que se utiliza como condimento. En la cocina asiática en general, siempre hay un condimento dulce en los platos, ya sea simple azúcar refinado o, en este caso, el mirin, que junto a la salsa de soja y el sake es uno de los principales aderezos de sopas y adobos en Japón.

Soja

La soja es imprescindible en la cocina nipona, ya sea en forma de salsa fermentada, en forma de licuado de sus semillas (que son la base del tofu) o fresca, hervida y salteada para comer como aperitivo, los riquísimos edamame. En los platos japoneses encontraréis la soja de mil formas diferentes.

Dashi

El caldo base para multitud de sopas y salsas, en especial la sopa miso. Es un caldo ligero, podríamos decir que es casi una infusión de alga kombu y katsuoboshi. Se vende preparado o liofilizado, pero hoy en día es tan fácilmente encontrar los dos ingredientes en cualquier parte que es preferible prepararlo en casa y tenerlo siempre a mano.

Algas

Los japoneses son expertos en el cultivo y aprovechamiento de las algas. Las propiedades del mar de Japón para su desarrollo y la dificultad para los cultivos en sus tierras escarpadas, ayudaron a que su uso fuese casi una necesidad. Los mejores platos japoneses suelen llevar algas en su receta.

arroz

Es el ingrediente principal de la comida japonesa, no sólo para el sushi. Hasta que se popularizaron los fideos, el arroz era la fuente más importante de hidratos de carbono en Japón, y todavía lo sigue siendo.

fideos

Desde que se pusieron de moda las sopas ramen, los fideos le han ganado terreno al arroz, sobretodo los udon y los soba, que son más fáciles de hacer en casa.

Tubérculos

Son muy populares en la cocina japonesa, que en general emplea muchas hortalizas. Los tubérculos tienen la capacidad de absorber muy bien los sabores, por lo que macerados en una salsa o cocinados en un buen caldo, son perfectas cápsulas de sabor. Además son saciantes, fáciles de cultivar, resistentes a las bajas temperaturas y se pueden conservar mucho tiempo frescos en las condiciones adecuadas o pueden encurtirse.

tofu

Este requesón de leche de soja, ya sea firme o sedoso, forma parte importante de la cocina nipona, de hecho es uno de los ingredientes principales del desayuno japonés tradicional o de la famosa sopa miso.

Pescado

El pescado no es la principal proteína consumida por los japoneses, pero en un país compuesto por más de seis mil islas, es una buenísima fuente de alimentos. Lo que más nos impresiona de este ingrediente en la comida nipona es el respeto con el que se trabaja, no hay otra nación que cuide más la forma con la que se pesca, se sacrifica y se corta un pescado antes de comerlo, ya sea crudo en el sushi o en alguno de sus guisos. Sin duda hay que comer pescado en Japón.

Setas

En Japón las setas están presentes en casi cualquier elaboración, como si de otra verdura básica se tratase. Hay cientos de variedades, desde las shiitake, que pueden encontrarse en cualquier mercado, frescas o deshidratadas, hasta las matsutake, que pueden valer miles de yenes. Son una fuente importantísima de sabor, ricas en umami, y se comen desde crudas  o a la plancha con un poco de sal, hasta dentro de cualquier estofado.

Cítricos

La variedad de cítricos que se pude encontrar en un mercado japonés es increíble, pero lo es más que esa misma variedad pueda encontrase en casi cualquier depachika, los supermercados en los sótanos de los grandes almacenes. En Europa el precio de un yuzu puede ser casi cien veces más que en Japón, pero cualquiera de sus variedades son buenísimas y pueden usarse tanto para comer solas como tentempié, como para aderezar cualquier plato, ya sea una sopa o un sashimi.

Miso

El miso es una pasta a base de soja cocida a la que se le añade un hongo llamado koji. En algunas zonas lleva, además, arroz o trigo. El koji se encarga de fermentar la pasta, que adquirirá diferente color y sabor dependiendo del tiempo que esté fermentando. Es el saborizante principal de la sopa miso, pero se añade a multitud de salsas y adobos que se usan para cualquier pescado, carne o verdura. Las berenjenas al miso son de los platos más deliciosos que se pueden encontrar en el país.

Sake

El sake es un fermentado de arroz, parecido al proceso de la cerveza. Primero el arroz se mezcla con koji para conseguir azúcares que las levaduras se encargarán de convertir en alcohol. No tiene mucha graduación, entre 14 y 16º, igual que un buen vino. Es una bebida perfecta tanto para una noche de izakaya probando decenas de platos locales, como para usarla en la cocina, aportando notas umami, saladas, ácidas y dulces.

Tsukemono

El gran aprecio que los japoneses le tienen a los tubérculos se demuestra en lo bien que se comportan encurtiéndolos. Los tsukemono son todos los productos que en Japón de encurten y comen a diario, uno de los ingredientes básicos del desayuno típico nipón. Son capaces de encurtir casi cualquier producto fresco obteniendo unos encurtidos suaves y deliciosos o potentes y muy salados, que dan un toque increíble a sus platos

Mirin

Es una variedad de sake dulce que se utiliza como condimento. En la cocina asiática en general, siempre hay un condimento dulce en los platos, ya sea simple azúcar refinado o, en este caso, el mirin, que junto a la salsa de soja y el sake es uno de los principales aderezos de sopas y adobos en Japón.

Soja

La soja es imprescindible en la cocina nipona, ya sea en forma de salsa fermentada, en forma de licuado de sus semillas (que son la base del tofu) o fresca, hervida y salteada para comer como aperitivo, los riquísimos edamame. En los platos japoneses encontraréis la soja de mil formas diferentes.

Dashi

El caldo base para multitud de sopas y salsas, en especial la sopa miso. Es un caldo ligero, podríamos decir que es casi una infusión de alga kombu y katsuoboshi. Se vende preparado o liofilizado, pero hoy en día es tan fácilmente encontrar los dos ingredientes en cualquier parte que es preferible prepararlo en casa y tenerlo siempre a mano.

Algas

Los japoneses son expertos en el cultivo y aprovechamiento de las algas. Las propiedades del mar de Japón para su desarrollo y la dificultad para los cultivos en sus tierras escarpadas, ayudaron a que su uso fuese casi una necesidad. Los mejores platos japoneses suelen llevar algas en su receta.

Platos típicos

1. Sushi · 寿司

Plato japonés por excelencia. Consiste en una base de arroz preparado de forma especial con vinagre de arroz, azúcar y sal (al que se llama shari) y sobre el que se dispone el ingrediente principal, llamado neta, que suele ser pescado fresco crudo, pero puede sustituirse por carne, tofu o tortilla, por nombrar algunos.

Hay muchas variaciones de ingredientes y técnicas: añadiendo alga nori, enrollándolo, haciendo conos, sólo arroz y producto,… Las posibilidades del sushi son infinitas.

2. Rāmen · 拉麺

Sopa de origen chino que se compone de un caldo contundente que puede estar hecho de pollo, cerdo o verduras con diferentes aderezos o kaeshi según la zona; fideos ramen, muy elásticos y con el característico color amarillento que les da el kansui; y los complementos o gu (a nosotros los que más nos gustan son alga nori, cebolletas, huevos poco cocidos macerados en una mezcla de soja llamados ajitsuke tamago y la sabrosísima panceta de cerdo condimentada llamada chāshū).

Dependiendo de la zona, los complementos y el kaeshi cambiarán. Nuestros preferidos son el miso rāmen (caldo de pollo mezclado con miso marrón) y el tonkotsu rāmen (con un caldo de cerdo muy contundente).

3. Gyōzas · 餃子

Empanadillas rellenas descendientes de las jiaozi chinas. Pueden rellenarse de carne, verduras, pescado o marisco y cocinarse a la plancha, al vapor o en sopa. Las más populares se hacen a la plancha al estilo hanetsuki (con alas), con una finísima capa final crujiente que une toda la ración.

Son típicas de las ciudades de Hamamatsu y Utsunomiya, donde se celebra el festival anual de las gyōzas.

4. Tempura · 天婦羅

Plato de origen portugués que consiste en un rebozado a base de harinas refinadas y agua con gas muy fría en el que se puede cocinar cualquier ingrediente. Los más demandados son las piezas de verdura al dente y los mariscos.

Es habitual comerlo sobre un bol de arroz con salsa kaeshi y alga nori, a este plato se le llama tendon y es un tipo de donburi (platos servidos sobre un lecho de arroz).

5. Yakitori · 焼き鳥

Las brochetas a la brasa llamadas kushiyaki pueden ser de muchos ingredientes. Cuando son de pollo se las denomina yakitori. Hay locales especializados en este último tipo que usan todas las partes del pollo en diferente brochetas y tiempos de cocción. Las brochetas de muslos de pollo ensartadas con cebolletas frescas son una auténtica delicia.

Las mejores tabernas dónde comer kushiyaki o yakitori están en Omoide Yokocho, bajo las vías de la JR Yamanote Line en Shinjuku, Tokyo.

6. Okonomiyaki · お好み焼き

Consiste en una crêpe cubierta con col rallada, brotes de soja, arroz inflado, bacon, huevo, fideos, salsa okonomiyaki, cebolleta, queso y katsuoboshi, cocinada sobre una gran plancha. Se le llama la pizza japonesa y su nombre se refiere literalmente a la elección de ingredientes, ya que sobre la base se puede poner casi cualquier producto. Pese a su aspecto caótico es uno de los platos más deliciosos y adictivos de Japón.

No dejéis de probarlo si vais a Osaka, Hiroshima o Miyajima, en cada zona tienen su especialidad.

7. Oden · 御田

Es un estofado clásico japonés con diferentes carnes, verduras, brochetas de pollo o de tofu, hortalizas y pastel de pescado, cada una en su punto de cocción. Se cocinan en un caldo con dashi, sake, azúcar y soja, que se sirve en grandes cazuelas con separadores para cada tipo de ingrediente, de las que los comensales se van sirviendo.

8. Tonkatsu · 豚カツ

Chuletas de cerdo empanadas con harina, huevo y panko. Normalmente se sirven cortadas sobre una rejilla metálica para que no queden grasientas y con una guarnición de col cortada muy fina. La versión del sandwich de tonkatsu con la salsa del mismo nombre es una de nuestras cenas preferidas de Japón.

8. Takoyaki · 蛸焼き

Estos buñuelos de harina y huevo se hacen en unas planchas especiales para que queden perfectamente redondos. Van rellenos de un trozo de pulpo cocido y dependiendo de la zona, algún otro condimento como cebolleta o tenkasu. Al finalizar se cubren con una salsa especial, mayonesa, katsuoboshi y alga nori picada.

9. Chanko-nabe · ちゃんこ鍋

La comida de los luchadores de sumo es contundente, a base de un cocido repleto de ingredientes, perfecta para acabar un largo día de paseo por Tokyo. Hay multitud de variantes, puede cambiar el tipo de caldo, los condimentos y los ingredientes principales, se dice que hay tantas recetas de chanko-nabe como luchadores de sumo.

Muchos luchadores de sumo montan restaurantes especializados en este plato al retirarse.

Taiyaki en Nakamise Dori

Los dulces en Japón

La hora del dulce japonesa es, tradicionalmente, la merienda. A media tarde los puestos de dorayakis de Nakamise Dori, que por la mañana han estado repletos de caóticos turistas, estarán con perfectas colas de japoneses esperando su turno.

Hoy en día el amor por el dulce tradicional japonés, empalagoso y contundente, rivaliza con la pastelería occidental más clásica, a la que los nipones exigen ligereza y finura, y con elaboraciones modernas atiborradas de azúcar y chocolatinas.

Su obsesión por lo dulce se convierte en un «todo vale» pero siempre con las mejores presentaciones que se puedan imaginar. Los taiyakis tiene elegantes formas de pez o de hojas del momiji, los dulces franceses se preparan con esmero para obtener cruasanes casi simétricos y perfectos y las «guarrindongadas» callejeras de Takeshita Dori llevan la extravagancia al extremo. Conos de gofre rellenos de crema de chocolate y decorado con chocolatinas como si fuese un pastel de cuento de hadas o cafés con nubes de espuma de leche con la forma exacta de Totoro o Hello Kitty. Es imposible describirlos todos porque hasta un simple puré de patatas se presenta sobre un cono de barquillo salado y con una bolita de mermelada de tomate reproduciendo un helado italiano cremoso.

Por no hablar de la variedad de chocolates, la marca Kit-Kat tiene tantos seguidores que los hay de sabores de cualquier dulce japonés y solo están disponibles en la estación en la que se come ese mismo dulce en el país. Quien piense, como nos pasaba a nosotros, que los americanos son los reyes de los productos sobreazucarados, es que no ha estado en Japón.

  • Mochi. Quizá sea uno de los postres más conocidos a nivel internacional. Estas bolitas de masa de arroz glutinoso suelen estar rellenas de anko (pasta de judía roja dulce), aunque en el relleno se puede poner cualquier otra pasta dulce, chocolate o helado.
  • Ningyo yaki, taiyaki, dorayaki. Pasteles de masa de harina, huevos y azúcar que se cocinan sobre planchas de acero con diferentes formas, pero siempre rellenas de pasta de judía o chocolate. Los más típicos son los taiyaki, con forma de pez. En Miyajima encontraréis una versión con forma de hoja de arce, los momiji manju.
  • Kibi dango. Los dango son bolitas de masa de arroz glutinoso hervidas o asadas. En esta versión, van ensartados en un palillo y rebozados en harina de mijo. Tradicionalmente se toman acompañados con Amazake (bebida dulce y ligeramente alcohólica de arroz fermentado).
  • Sando de frutas. En la sección de sandwiches preparados de los konbini japoneses siempre hay un apartado con estos bocadillos de fruta y nata montada para las meriendas. El más popular es el de fresas, perfectamente cortado para que se vean bien las piezas de fruta enteras entre una generosa capa de nata vainillada.
  • Batata asada. Los boniatos japoneses son más dulces que los que conocemos en Europa. Se venden los distintos tipos de batata recién asados, y no se necesita más que romper la piel y comer la pulpa con una cucharilla. Parece mentira que solo lleven sus propios azúcares.

Dónde comer en Tokyo

Nosotros solemos mirar los restaurantes de los destinos con antelación para tener una orientación y hacer un listado de los sitios que nos apetece probar, pero también utilizamos aplicaciones móviles durante el viaje para elegir dónde comer en el momento, sobre todo TripAdvisor, Yelp y TheFork.

Shibuya y Harajuku

  • Koryori Hyakuken. Una izakaya situada en la colina de los Love Hotels de Shibuya donde no hablan inglés, pero su amabilidad y comida son deliciosas. De una cocina minúscula salieron algunos de nuestros platos favoritos de Tokyo, todo ello regado con un buen sake. No dejéis de visitarla.
  • Harajuku Gyoza Lou. Uno de los mejores sitios de Tokyo donde comer una exquisitas gyozas, suele haber también mucha cola de los jóvenes tokiotas que frecuentan el barrio de Harajuku.

Shinjuku

  • Ramen Nagi. Un restaurante minúsculo situado en los callejones de Golden Gai, en Shinjuku. Lo reconoceréis por el cartel rojo en la puerta, la estrecha escalinata al entrar y la larga cola (buena señal de que está rico). Para nosotros, el mejor ramen de la ciudad.
  • Sasamoto Izakaya. No esperéis encontrar un cartel en la puerta, en esta pequeña izakaya de Omoide Yokocho en Shinjuku, probaréis las mejores brochetas del mundo. Acudid pronto para coger sitio.

Minato y Chuō

  • Saito. También os podéis dar un homenaje en este 3 estrellas michelín, el restaurante de sushi más famoso del mundo, situado en Roppongi Hills.
  • Gonpachi. Nos hacía ilusión cenar en este local de Roppongi porque en él se inspiró Quentin Tarantino para la escena “La Novia vs 88 maníacos” de la película Kill Bill vol. 1. Se nota que está muy enfocado al turismo, los precios son más elevados pero la comida está buena.
  • Soba Kiri Mimaki. Un local de Akasaka, junto a Roppongi, lleno de tokyotas y especializado en sopas de fideos udon, servidas en grandes boles y muy baratas.
  • Ichiba Sushi. Este pequeño local situado en el mercado exterior de Tsukiji (ahora trasladado el nuevo mercado de Toyosu en Odaiba) ofrece un sorprendente sushi recién hecho para desayunar, sí, para desayunar. Os lo recomendamos encarecidamente.
  • Ten-ichi Ginza Honten. No os perdáis su tempura, es espectacular. Está situado en Ginza, el barrio comercial más lujoso, y por tanto, más caro.

En el lado Yaesu (este) de la estación de Tokyo hay un pasillo en el sótano B1f dedicado a restaurantes especializados en ramen, la Tokyo Ramen Street. Pedid tsukemen en Rokurinsha.

Taitō y Sumida

  • Otafuku. En este restaurante en Ueno podréis serviros vosotros mismos de las enormes cazuelas del estofado japonés oden.
  • Katsukichi. Localizado en la tradicional Asakusa, probaréis un delicioso y nada grasiento cerdo rebozado tonkatsu.
  • Kappou Yoshiba, una antigua heya (escuela de sumo) en Ryogoku reconvertida en restaurante de Chanko-nabe con música tradicional en directo. Aunque pueda parecer algo turístico está lleno de japoneses.

Otros barrios

  • Tonkatsu Kagurazaka Sakura Honten. Otro restaurante donde comer un rico tonkatsu en Kagurazaka, un antiguo barrio de geishas con mucho encanto que conserva algunos callejones adoquinados con casas tradicionales de principios del siglo XX.
  • Isshin. Una taberna frecuentada por treintañeros con una carta variada, diferentes platos de fideos o arroz salteados, gyozas, un pollo frito delicioso y un buen ambiente, situada en el barrio hipster de Shimokitazawa.
Puesto de tamagoyaki cerca de Tsukiji

Comida rápida a la japonesa

En las grandes ciudades japonesas se come rápido, ahí están los konbini (tiendas 24h) para surtir al tokiota de comida caliente para tomar por la calle o en sus diminutas cocinas, pero también hay multitud de puestos de comida tradicional que podríamos considerar comida rápida por la facilidad de comerla caminando.

En la mayoría de barrios hay una calle con puestos de comida, son los propios bares y restaurantes los que la ofrecen. A nosotros nos llamaron la atención sobretodo los puestos alrededor de los mercados, tanto en Tsukiji (Tokyo) como en Nishiki (Kyoto).

La comida que ofrecen va desde tamagoyaki (tortillas dulces servidas en brochetas), pulpitos rellenos de huevo de codorniz, patas de cangrejo o vieiras braseadas, tatakis de pescado, helados cremosos de té matcha, sopas de fideos y un larguísimo etcétera que variará segúnn la ciudad donde estemos y sus especialidades.

Si queréis ahorrar en comidas, podéis acercaros a última hora de la tarde a la sección de alimentación de los supermercados y las tiendas konbini 24 horas. En ese momento los empleados ponen los productos frescos del día con grandes ofertas para acabar con lo perecedero antes del cierre. Los tokiotas se vuelven locos y llenan sus cestas.

También podéis comprar en los supermercados o estaciones unas cajas llenas de comida preparada para llevar, llamadas bentō. Los japoneses las cogen para hacer picnic, para comer en los descansos del trabajo o en los viajes en tren. Os dejamos esta entrada con más consejos y curiosidades de Japón.

Comida callejera en Tokyo

En Japón también hay zonas de «comida callejera», aunque no tienen nada que ver con los mercados del Sudeste Asiático. En Tokyo suelen situarse en callejones bajo las vías del JR, con un montón de locales pequeños y abarrotados de gente.

  • Ameya yokocho. También conocido como Ameyoko, discurre paralelo a las vías del la línea JR Yamanote con cientos de puestos de comida que recuerdan a un mercado del sudeste asiático (podéis seguir nuestro viaje de 25 días por Tailandia y Singapur). Se alternan tiendas y puestos de comida donde cualquier sitio es válido para sentarse. Nosotros comimos por 2000¥ (unos 16€) en Ten Ten Raku con una carta de sopas de noodles y dumplings exquisitos.
  • Omoide yokocho. Estrechos callejones repletos de farolillos al lado de las vías del JR en Shinjuku. Está lleno de minúsculas tabernas con una pequeña barra donde no caben más de 6-8 comensales a la vez. La mayoría están especializadas en yakitori, brochetas de carne a la brasa. Ideal para cenar.
  • Golden Gai. Un vestigio del Japón de postguerra, lo componen unas cuantas manzanas con edificios bajos y seis estrechos callejones llenos de tabernas y pequeños restaurantes, algunos de los cuales sólo admiten japoneses. Por la noche está mucho más animado.
  • Yurakucho. En este callejón escondido bajo las vías del JR en la estación de Yurakucho, en pleno distrito financiero de Tokyo, se acumulan un montón de restaurantes donde el humo de las parrillas invita a entrar y tomar unos yakitori. Está muy animado por la noche, momento en que los japoneses acuden para cenar y tomar algo.
Yakitoris, karaage y tempura en Gonpachi

Restaurantes en Kyoto

  • Kyoto Ramen Koji está situado en la 10ª planta del edificio de restauración de la estación de Kyoto. En el encontraréis ocho restaurantes de ramen, cada uno especializado en una zona de Japón. Nosotros elegimos Taishoken, que prepara ramen del barrio de Ikebukuro de Tokyo. Sirven la sopa separada de los noodles, que hay que mojar en el caldo antes de comerlos. Deliciosa y barata (840 yenes, unos 6,5€).
  • Ramen Muraji. Espectacular restaurante de ramen en el primer piso de una casa antigua en el barrio de geishas de Gion, con dos grandes mesas cuadradas y unos ventanales enormes. Hay menús con ramen y arroz frito muy económicos (dos menús con sopa ramen de limón y arroz frito hecho en el momento, sopa ramen de pollo y arroz frito con kimchi y dos helados de matcha por 3000 yenes, 24€).
  • Yakiniku Hiro. Ideal para comer o cenar carne de Kobe (certificada) a la brasa. La prepara uno mismo en una barbacoa en medio de la mesa. Ofrecen varios menús muy completos (nosotros pedimos el más corto y fue suficiente comida). El salón donde tiene mesas de estilo japonés a ras de suelo rodeado por un jardín iluminado.
  • Mercado de Nishiki. Situado en una calle peatonal cubierta, muy larga y estrecha, llena de puestos donde uno no puede resistirse a probarlo todo: erizos de mar frescos servidos con soja y wasabi, huevas de salmón, pulpitos rellenos de huevo de codorniz, takoyaki, encurtidos, mochi… Hay una buena variedad de restaurantes. Nosotros elegimos Nishiki Hirano, especializado en tempura. Los menús incluyen el tipo de tempura que elijas sobre un bol de arroz, sopa, tortilla y varios encurtidos por unos 10€ cada uno.

Miyajima

  • Daruma No Hassho, situado muy cerca del santuario de Itsukushima y el gran torii flotante, ofrece el mejor okonomiyaki del mundo (en nuestra opinión), volveríamos hasta la isla sólo para comernos uno.
  • Café Lente. Un sitio muy tranquilo y un poco caro, pero con unas vistas chulísimas del torii. Está decorado como un café del SoHo neoyorquino y con una carta buenísima de cafés y tartas.
  • Cenar en el ryokan. Si os quedáis a dormir en uno de estos alojamientos tradicionales de la isla, os vestiréis con los yukatas típicos y os ofrecerán una cena con varios platos típicos recién elaborados, todos ellos riquísimos. Nosotros estuvimos alojados en Watanabe Inn y el trato no pudo ser mejor.
  • En la calle principal Omotesando y en el paseo al puerto, veréis muchos puestos en la calle donde cocinan los famosos ostiones de Miyajima a la grasa. Nosotros no somos amantes de las ostras, pero aquí nos parecieron espectaculares.
Okonomiyaki en Daruma no Hasshou

Las especialidades japonesas son tantas que no caben en una sola entrada, ni siquiera en todo un blog, de hecho para poder escribir esta entrada hemos consultados más de 20 referencias de gastronomía japonesa entre libros y publicaciones digitales. Os dejamos nuestros preferidos por si queréis ampliar conocimientos o cocinar alguna de las recetas.

Entradas relacionadas

Somos Antonio y Rafa, y cómo a vosotros, nos encanta viajar. Nos hemos decidido a escribirlo aquí para tener ese recuerdo de forma accesible, y para poder facilitar nuestra información a los amigos que nos piden consejo. Esperamos que disfrutéis leyendo el blog como nosotros lo hacemos al escribirlo.

travelisnotjusttourism@gmail.com

Deja un comentario