Top

En Canadá es muy habitual encontrar arraigados muchos platos importados de otras regiones y países, sobretodo de Estados Unidos, Inglaterra y Francia. Puede que veáis en cartas de restaurantes, anunciados como platos tradicionales de la región, roast beef con pudding de Yorkshire, pavo asado, baked beans o hamburguesas. Es más importante que tengáis en cuenta los productos de la zona sea cual sea el plato.

Aquí os dejamos nuestras recomendaciones y la lista de restaurantes donde comimos en nuestro viaje a las Rocosas Canadienses.

También os resultará muy útil la entrada con toda la información que tenéis que saber antes de ir a Canadá.

Platos típicos

1. Poutine.

Es uno de los platos propios de Canadá, originario de Quebec. Está compuesto de patatas fritas con trozos de cuajo de queso y salsa de carne. Aunque pueda parecer poco apetecible, si está bien hecha es una delicia.

2. Tourtière.

Pastel de carne elaborado con ternera, cordero o venado y patatas cubierto por una capa de masa de manteca.

Poutine tradicional en un dinner de Vancouver

Productos de British Columbia y Alberta

  • Salmón salvaje: Es uno de los mejores salmones del mundo. Hay 5 tipos de salmón salvaje en el Pacífico Norte, elegid el que esté etiquetado como British Columbia y con los menos condimentos posibles, su sabor no requiere salsas, es exquisito.
  • Cangrejo Dungeness: Comer cangrejo en la costa del Pacífico es una obligación. Lo encontraréis cocinado de muchas maneras, todas deliciosas. Nuestro plato preferido son los crab cakes.
  • Langosta: Otro producto imprescindible, a ser posible recién cocida con un poco de mantequilla, como a ellos les gusta.
  • Ternera: La ternera de Alberta es de las mejores del mundo, sólo hay que ver los enormes ranchos en los que pastan sus animales para entenderlo. Pide ternera a la barbacoa o hamburguesa y no te arrepentirás.
  • Caribú, alce y elk o wapití: Tres carnes que puede que encuentres en las cartas de algunos restaurantes de las Rocosas, normalmente en forma de guisos o a la parrilla. Son carnes de sabor más fuerte que la ternera pero de una calidad excepcional. Puede incluso que encuentres bisonte, que no deberías perderte si te gusta mucho la carne.

Hacer un picnic

Será lo más socorrido a la hora de comer durante las rutas por las Rocosas, donde no suele haber más que algún restaurante en las zonas y puntos turísticos, de calidad normal tirando a regular y alguno bueno por precios elevados.

Nosotros hicimos una compra grande en un supermercado de descuento de la cadena Walmart en Vancouver antes de ponernos en ruta, como ya os explicamos en la entrada de Consejos para ir a las Rocosas Canadienses, y luego comprábamos si necesitábamos algún producto, sobre todo fruta, en los pueblos donde hacíamos noche.

Encontraréis muchísimas áreas habilitadas para poder comer al aire libre, con mesas, bancos, baños públicos gratuitos, contenedores con cierre a prueba de osos…

De todos modos, si el viaje es largo, uno se cansa de comer todos los días de picnic y en determinados momentos se puede hacer una excepción y comer de restaurante. Más abajo os dejamos un listado de los que probamos en nuestro road trip por las Rocosas Canadienses.

Recordad: Todo tiene que estar bien cerrado herméticamente y envasado para no atraer animales salvajes (llevad o comprad bolsas zip). Sobre todo, mucha precaución con los osos.

Restaurantes en la Costa Oeste de Canadá

Nosotros solemos mirar los restaurantes de los destinos con antelación para tener una orientación y hacer un listado de los sitios que nos apetece probar, pero también utilizamos aplicaciones móviles durante el viaje para elegir dónde comer en el momento, sobre todo TripAdvisor, Yelp y TheFork.

Vancouver

  • Water St Café, situado frente al icónico reloj de vapor de Gastown, en el centro de Vancouver, con una pequeña pero agradable terraza y una carta muy variada con platos de estilo americano y europeo. Probamos crab cakes y salmón salvaje de British Columbia a la parrilla. Algo caro (90€CAD/60€) pero la calidad era buena.
  • Granville Warehouse. Hamburguesería situada en el distrito de los teatros, con hamburguesas ricas y muy baratas. Suele haber mucha cola, os aconsejamos ir muy pronto.
  • Burgoo. Al lado del hotel The Burrard, donde nos alojamos, ofrecía platos combinados con sopas, sándwiches y ensaladas a 40$CAD/25€ con cerveza incluida.
  • Tartine Bread&Pies. Uno de nuestros favoritos para ir a desayunar. Esta cafetería-pastelería ofrece unos desayunos buenísimos a base de tostadas con aguacate, mermelada y mantequilla, dulces artesanales, y zumo natural.
  • Yaletown Brewing Co. El barrio de Yaletown está repleto de antiguos almacenes reconvertidos en restaurantes y cervecerías, nos recordó al SoHo de Nueva York. Este local, ofrece una buena variedad de cervezas artesanales, como la Yaletowm Ale y la Beowulf Dark, que se pueden acompañar con algún aperitivo.
  • Denny’s. Un típico diner americano con sus mesas con bancos acolchados y su camarera simpática sirviendo grandes jarras de café, con horario de 24 horas. Ideal tanto para un desayuno contundente a base de tortitas con bacon, huevos revueltos y bagels, como para comer o cenar hamburguesas o poutine, todo a precios muy económicos.
  • Cadena de hamburgueserías A&W con platos muy baratos. Se puede comer una hamburguesa con bebida por tan sólo 7$CAD/4,5€. Hay sucursales por todo el país que nos sacaron de algún apuro.

Restaurantes en ruta

  • Restaurante Roundhouse en Whistler. Cada viernes, sábado y domingo por la tarde organizan el Mountain Top Summer Feast, con comida a la parrilla y música en directo. Está localizado en Whistler Mountain, junto al Peak2Peak, con unas vistas de escándalo.
  • The Grill. Un diner a la entrada del pueblo de Blue River con ventanales y vistas a las montañas, y, sobre todo, precios muy razonables (cena para dos por 38$CAD/24,45€).
  • Restaurante Altitude, en el Columbia Icefield Discovery Centre, donde nos alojamos par subir al Glaciar Columbia. Los precios son un poco abusivos, pero no hay mucha más opción. Eso sí, las vistas al glaciar son espectaculares.
  • The Siding Café. Una tienda, mini-supermercado y restaurante todo en uno, muy económico. Lo encontramos en el pequeño pueblo de Field, en el corazón del Yoho National Park.

Por nuestra experiencia, en los viaje en carretera lo ideal es comer de bocadillos donde te pille en mitad de la ruta, pero para la cena es mejor hacerlo en restaurantes para tomar algo más contundente y caliente.

Jasper

  • Whistle Stop Pub. Una mezcla entre pub irlandés y sports bar americano en el centro de Jasper, con una carta con platos típicos de diner, hamburguesas, hotdogs, nachos, etc. Dos platos con bebida por unos 55$CAD/35’76€.
  • Smitty’s, un diner clásico situado en la misma calle del pub Whistle Stop Pub en Jasper, con desayunos y comidas contundentes a buen precio, como siempre en este tipo de locales.
  • SnowDome Coffee Bar. En el centro de Jasper, encontraréis esta curiosa lavandería-cafetería, ideal para merendar mientras aprovecháis para hacer la colada.
  • Famoso Neapolitan Pizzería. Restaurante italiano en Jasper, encima de la lavandería, con oferta en pizzas al horno de leña con acompañamiento (sopa o ensalada) a muy buen precio, unos 24$CAD/15€ cada una.
Comida en Maligne Lake

Banff

  • The Old Spaghetti Factory. Esta cadena de restaurantes de comida italiana fue todo un descubrimiento en este viaje. Tienen un menú muy barato y ofertas en bebidas y cócteles según el día de la semana. Nosotros aprovechamos el de mojitos a 2×1. Las raciones son muy abundantes y sabrosísimas. Una cena completa cuesta menos de 30€. Nos pareció baratísimo, comparado con el resto del viaje.
  • Carlito’s Pizza. Esta pizzería en Banff elabora pizzas al horno de leña a muy buen precio (dos pizzas 32$CAD/21€) que se pueden consumir en el local o llevarlas al alojamiento.
  • Chili’s Grill&Bar. Restaurante mexicano con platos riquísimos pero muy muy picantes. Nosotros pedimos nachos con guacamole, alitas de la casa, pollo frito, dos cervezas y helado de vainilla de postre por 70$CAD/45€.
  • The Banff Farmers Market, con muchos puestos de fruta, varios de artesanía y una zona de foodtrucks con música en directo. A nosotros nos encantan este tipo de mercados. Nos compramos dos crêpes provenzales (jamón, queso, rúcula, tapenade, higos secos y pipas peladas) y dos ice teas por 32$CAD/21€.

Calgary

  • New York Fries. Este local lo encontramos en la zona de restaurantes del enorme y modernísimo centro comercial Devonian Gardens. Como acababa el viaje, no pudimos resistirnos a pedir un poutine.
  • Earls. Un restaurante de iluminación cálida y diseño moderno donde probar unas buenas costillas crujientes, un sándwich de pollo cajún y una hamburguesa a buen precio. La cena de los dos costó 55$CAD/36€.

Entradas relacionadas

Somos Antonio y Rafa, y cómo a vosotros, nos encanta viajar. Nos hemos decidido a escribirlo aquí para tener ese recuerdo de forma accesible, y para poder facilitar nuestra información a los amigos que nos piden consejo. Esperamos que disfrutéis leyendo el blog como nosotros lo hacemos al escribirlo.

travelisnotjusttourism@gmail.com

Deja un comentario