Top

Grecia día 1

Llegada a Atenas · Plaka · Atardecer en Filopapos

30 de junio de 2018

Salimos desde Madrid y en 3 horas y media aterrizamos en el Aeropuerto Internacional Eleftherios Venizelos, a mediodía. Hay varias opciones para trasladarse al centro: la línea 3 de metro, varias líneas exprés de bus o taxi, pero después de leer varios comentarios sobre la dificultad con los taxis en Atenas, decidimos contratar un transfer con WelcomePickups,  que tiene el mismo precio que un taxi público pero te esperan en la puerta de salidas con un cartel y el servicio es privado (en Atenas los taxis se comparten). Tenéis toda la información en la entrada cómo ir del aeropuerto a Atenas.

Nos recogió Alexis, un griego de 2 metros con cara de mafioso pero muy majo que, como éramos españoles y estábamos en pleno mundial, sólo nos habló de futbol, de lo que sabemos bien poco, así que la conversación fue poco provechosa. La experiencia fue muy buena, te regalan una bolsa de tela con un mapa de la ciudad y te ofrecen diferentes tours o entradas que nosotros no cogimos, así que para volver al aeropuerto contratamos el mismo servicio.

Vistas de la Acrópolis desde The Stanley Hotel

Elegimos el Hotel The Stanley en la plaza Metaxourghio, en una zona que parecía céntrica. La elección la hicimos basándonos en los mapas de booking.com, viendo donde había más concentración de hoteles, ya que no encontramos en las guías recomendaciones sobre esto. Pues bien, a pesar de que el hotel estaba bien, con una boca de metro en la puerta, la zona no nos gustó.

Frente al hotel descubrimos una taberna con cocina tradicional griega, que se ha convertido en la comida que hemos buscado todo el viaje porque es deliciosa y baratísima. La comida nos costó 27€.

Si salís del centro, sobre todo en el norte, veréis muchas zonas deterioradas y negocios cerrados debido a la crisis económica de hace unos años. Evitad estas zonas durante la noche, aunque Atenas no es una ciudad peligrosa. Alojaos en Plaka, Monastiraki, Syntagma o en los alrededores de la Acrópolis. Si lo hacéis en otro barrio, procurad tener una entrada de metro cerca (tenéis la información completa en la entrada dónde dormir en Grecia)

Kokkinos Krinos, Odisseos 2-6, Atenas. (TripAdvisorGoogle)

Ensalada Griega

La primera tarde la pasamos recorriendo Plaka, un barrio turístico pero con mucho encanto, lleno de tiendas, cafeterías y restaurantes. Vimos el arco de Adriano y entramos al templo de Zeus Olímpico, donde hicimos unas fotos muy chulas del sol colándose entre las pocas columnas de casi 20 metros que aún quedan en pie (uno de los imprescindibles que ver en Atenas).

Subimos a la colina de Filopapos a ver atardecer sobre el Partenón y la Acrópolis, las vistas son impresionantes (os dejamos más información en la entrada los mejores miradores de Atenas).

En las taquillas de los monumentos venden un combinado para las principales visitas de Atenas por 30€, de esta forma no hay que hacer colas en la Acrópolis; nosotros las compramos en la entrada del templo de Zeus. Incluye: Acrópolis, Ágora Antigua, Ágora Romana, Teatro de Dionisio, Kerameikos, Templo de Zeus Olímpico y Biblioteca de Adriano el Olympieio.

Templo de Zeus Olímpico con la Acrópolis de fondo
Vistas de la Acrópolis desde Filopapo

Dejamos que anocheciese mientras estábamos en el monte Filopapos y aprovechamos para hacer fotos de la Acrópolis de noche. Ver los monumentos iluminados hace que parezcan más vivos, por eso nos encanta hacer estas fotos. De ahí volvimos a Plaka a buscar algún restaurante que no fuese demasiado turístico, callejeando encontramos la taberna Glykis, en una calle poco transitada, con tantos turistas como locales, lo que ya era un prodigio ya que la zona está llena de restaurantes enfocados al turismo. Los griegos cenan bastante tarde, así que conforme pasaba el rato cada vez eran menos turistas y más griegos, lo que nos encantó. Unos cuantos mezzedes y dos cervezas nos costaron 32€ (tenéis más información sobre la gastronomía griega en la entrada qué comer en Grecia).

Glykis, Geronta 2, Atenas. (TripAdvisorGoogle)

Mezzedes o tapas griegas en O Glykis, en el barrio de Plaka

Después de cenar volvimos al hotel pasando por Monastiraki. Es un barrio muy animado, lleno de bares y pubs. No nos quedamos porque estábamos muertos del viaje, pero si os apetece vivir la noche ateniense, ese es vuestro barrio. El primer día de nuestros 14 días en Grecia no podía haber estado mejor.